Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Big Comic Spirits’

No es la primera vez que hablamos sobre historias de macarras de instituto, pero el manga de hoy es bastante peculiar dentro y fuera de su género. El autor Taiyo Matsumoto, conocido por títulos como Tekkon Kinkreet o Takemitsu Zamurai, presenta su visión sobre los estudiantes problemáticos en su obra Blue Spring, que se publicó en 1993 repartida en varias de las revistas de Shogakukan: Big Comic Spirits, Gekkan! Spirits y Young Sunday, y que más tarde sería llevada al cine con una película de imagen real. El resultado es un reflejo de la frustración y la consiguiente rebelión que muchos jóvenes sufren en el ámbito académico, que todavía contrasta más con la aparente tranquilidad que se ve en la mayoría de centros japoneses.

La acción se divide en varias historietas independientes que no guardan relación entre ellas, al menos más allá de su evidente trasfondo escolar. Los protagonistas son los alumnos del Instituto Kitano, un centro decadente y lleno de grafitis donde los alumnos invierten más horas peleando, fumando y haciendo el gamberro que aprendiendo cualquiera de las asignaturas a las que (con suerte) asisten. Así pues, nos encontramos a algunos jugando a un peligroso juego en la barandilla de la azotea, o a otros dándolo todo en una partida de mahjong decisiva. Alcohol, sexo y delincuencia se dan de la mano en un ambiente que sólo invita a la apatía y a la trasgresión del orden.

Como en todo, hay algunos relatos más acertados que otros, pero todos tienen ese toque triste que el autor quiere transmitir. Y es que ésa es la idea principal del cómic. Para Matsumoto, la juventud es la primavera de la vida, un momento en que las personas empiezan a florecer y a vivir algunas de las experiencias más importantes de su vida, pero no importa lo apasionado que seas ni el esfuerzo que hayas invertido en esta época: al final no ocurre nada. Es una primavera triste, como bien reza el título. Por tanto, estos estudiantes no pueden hacer más que esperar a terminar el instituto y dar paso al verano. Esta filosofía se ve bien complementada con el dibujo irregular de Matsumoto, que en ocasiones se vuelve algo surrealista, mientras que en otras es bastante preciso e incluso cinemático. Desde luego no se trata de un título que pueda apreciar todo el mundo, pero vale la pena hincarle el diente sólo por saborear algunas historietas más que sobresalientes.

Read Full Post »

Gyo

Junji Ito es conocido por ser un maestro del horror y lo grotesco, y a lo largo de su carrera ha presentado todo tipo de obras que han perpetrado este título. Gyo es una de las más conocidas, y es que a pesar de ser una historia corta, define muy bien el estilo de este peculiar mangaka. Todo empieza cuando Kaori y Tadashi deciden pasar unos días de vacaciones cerca del mar, practicando pesca submarina. Una noche, de repente, surge un olor desagradable cerca de su apartamento. Tadashi decide investigar de dónde proviene ese olor, pero un grito de Kaori le advierte de un peligro cercano en casa. Tadashi regresa rápidamente a enseguida y percibe que el pestilente olor se concentra en la morada. Su sorpresa es mayúscula al ver que el origen del olor es un pez podrido con unas patas similares a las de una araña. Kaori, muy asustada por el descubrimiento, fuerza a su compañero a volver a Tokio, pero al cabo de unos días aparece el mismo pez que Tadashi había lanzado a la basura. Al poco tiempo surgen del mar todo tipo de especies marinas con las mismas patas arácnidas.

Las principales ciudades de Japón, seguidas del resto del planeta, son atacadas por estas criaturas que no parecen tener un objetivo definido más que apestar cualquier sitio por donde van y atacar si alguien se pone por delante, contaminándolo o matándolo. Tadashi lleva los restos del pez a su tío científico para que lo analice, quien le revela que son restos de una temible arma bacteriológica que quería usar el ejercitó imperial japonés durante la guerra, conocida como el “hedor de la muerte”, que nunca llegó a ser usada en la batalla. En breve descubren que las patas pueden aferrarse a cualquier ser vivo y no tardan en aparecer casos de posesiones en que humanos y animales son el núcleo de estos engendros, siendo una mezcla de zombis y máquinas. ¿Qué futuro espera a la humanidad ante esta extraña plaga?

Gyo se publicó en la Big Comic Spirits de Shogakukan a partir de 2001, finalizando un año más tarde con dos tomos en su haber. Siguiendo la estela de otros autores como Kazuo Umezu o Hideishi Hino, Ito presenta una historia tan bizarra como grotesca, al estilo de las que nos tiene acostumbrados, siendo los peces los que sirven esta vez como tema central de su pandemonio. La locura, el impulso irracional, la caída de la sociedad… son elementos que nunca faltan en sus obras, y por supuesto siguen presentes en ésta, realizando un intento de crítica hacia el ser humano y a cómo se comporta en los momentos de crisis. Complementando la odisea de los peces asesinos, le acompañan dos historias cortas: El enigma de la cuesta Amigara y La triste historia del pilar principal. El estudio ufotable realizó hace poco una adaptación de esta pesadilla, lanzada el febrero pasado en formato OVA.

Read Full Post »

Yawara Inokuma recogió una gran cantidad de seguidores gracias a su serie de animación, aquí emitida bajo el nombre de Cinturó negre. Sin embargo, ésta no es ni mucho menos la única obra deportiva que ha salido de la pluma del genio Naoki Urasawa. Mientras estaba enfrascado en su famosísima Monster, el autor fue compaginando el thriller con Happy!, un manga de título irónico que a través de sus 23 tomos (que más tarde inspiraron un dorama de dos temporadas) nos presenta una historia dramática como sólo él podría ofrecernos.

Miyuki Umino todavía lamenta el día en que su vida dio un giro de 180 grados… a peor. Huérfana de padre y madre, vivía junto a sus tres hermanos pequeños en un pequeño apartamento. Eran pobres pero felices, y su vida sencilla no les molestaba en lo más mínimo mientras pudieran estar juntos. Por desgracia, todo cambia cuando recibe la noticia de que su hermano mayor le debe dinero a la mafia, y no hablamos de un par de billetes: 250 millones de yenes es nada menos la cantidad que debe a la yakuza. ¿De dónde va a sacar el dinero necesario para pagar la deuda y los gastos diarios de su familia? La respuesta está en su sueño de convertirse en tenista profesional. A través de este deporte, Miyuki tendrá que hacer todo lo posible para conseguir el dinero y evitar que los mafiosos le obliguen a llevar una vida de prostitución para compensarles. Aunque en un mundo tan competitivo como el del tenis, puede que encuentre más obstáculos de los que desearía…

Happy! empezó en 1993 dentro de la revista Big Comic Spirits, poco después de que terminara su hermana Yawara!. Siendo ambas muy parecidas, también son muy distintas entre sí. Se podría decir que la historia de Yawara! sigue los esfuerzos de ésta para librarse de su obligación como deportista y seguir por fin su sueño, mientras que Miyuki intenta librarse de su obligación a través de su sueño como deportista. Así mismo, el desarrollo de Happy! es mucho más dramático debido a su premisa, lo que lo acerca más a otros manga más serios del autor. La rivalidad también es un tema presente e importante dentro de la historia, pero que va más allá de lo visto con Yawara y Sayaka. Capítulo a capítulo, las maldades de Choko Ryugasaki concentran en ella el odio del lector, y la convierten en uno de los mejores villanos que jamás ha parido la mente de Urasawa. Sin duda, una obra muy especial que ojalá aterrice en España y que todos los seguidores de este autor deberían leer.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: