Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Death Note’

Consagrado como uno de los compositores más importantes de Japón, Kenji Kawai es conocido por su labor en el mundo del anime y del cine por sus excelentes bandas sonoras, que adornan algunas de las películas más representativas del cine japonés. Respetado por músicos y fans por igual, lleva ya un cuarto de siglo deleitándonos con sus creaciones y su especial talento.

Kawai nació en Shinagawa, Tokio, en 1957. Después de dejar un programa de ingeniería nuclear en la Universidad de Tokai, empezó a estudiar música en la Academia Musical Shobi. Sin embargo, la dejó también después de medio año. Junto a unos amigos creó la banda Muse, dedicada al rock fusión y a participar en competiciones musicales. A través de estos concursos, los miembros de la banda ganaron suficiente experiencia para entrar en la industria musical y decidieron disolver el grupo. Al terminar con Muse, Kawai empezó a componer para anuncios en su estudio. Así conoció a la directora Naoko Asari, quien le aconsejó entrar en el mundo de las bandas sonoras para anime.

(más…)

Read Full Post »

Con el reciente estreno de la serie Nisemonogatari, pensamos que es un buen momento para hablar de uno de nuestros escritores favoritos y también del mundo otaku en general. De hecho, creemos que es conveniente empezar a reconocer la obra de este autor del que muchos hablan pero pocos conocen. NisiOisiN escribe actualmente en las revistas Pandora y Faust de Kodansha, donde ha compartido espacio con otros escritores tan influyentes como Otsuichi, Kouhei Kadono o Ryukishi07, y su trabajo se caracteriza especialmente por sus numerosas referencias al mundo del manga y los videojuegos, así como romper la cuarta pared en el transcurso de la acción y desafiar las convenciones establecidas de las historias de misterio.

Nacido como Ishin Nishio en 1981, fue estudiante de la Universidad Ritsumeikan de Kyoto, pero no llegó a terminar la carrera. En 2002 debutó en Kodansha con la novela Kubikiri Cycle, la primera de su serie Zaregoto, que le hizo ganar el 23º Premio Mephisto con apenas veinte años. Publicada en un espacio de cuatro años, de 2002 a 2005, las nueve novelas de Zaregoto narran las desventuras de un estudiante apático que termina metido en los asesinatos más absurdos. Como complemento a ésta, el autor inició la serie Ningen, un spin-off centrado en el personaje Zerozaki Hitoshiki y otros asesinos igual de peligrosos, que actualmente lleva siete libros publicados.

(más…)

Read Full Post »

Así como en occidente guardamos cierto respeto por algunos números, como el 7 o el 13, Japón cuenta también con números especiales que influyen su cultura. Uno de estos números es el 108, una cifra que es igualmente importante en otros países asiáticos debido a su vínculo con algunos aspectos religiosos. Sin embargo, su presencia no se limita sólo al plano espiritual, sino que cada vez son más los lugares donde se puede encontrar este número, dejando patente la importancia que ha ido cobrando con el tiempo.

El número 108 es una cifra muy significativa en el budismo. Representa el número de tentaciones a las que se enfrenta el hombre durante su viaje en la rueda del samsara (el ciclo de muerte y resurrección) y que debe superar para alcanzar el nirvana. Así mismo, existen 108 encarnaciones de Buda, cada una de las cuales representa una virtud para superar estos pecados. También existe una práctica religiosa en la que se recita un mantra por cada uno de estos pecados a la vez que se pasan las cuentas de un rosario. Como decimos, hay muchos elementos religiosos relacionados con este número. Por ejemplo, en Año Nuevo se tocan 108 ocho campanadas para enlazar el año que termina con el que empieza. Antiguamente, era popular realizar un peregrinaje que consistía en visitar ciento ocho templos del país.

También en el manga son muchos los ejemplos en donde se representa la importancia de este número. Por ejemplo, en la saga de Hades del manga Saint Seiya, cada espectro representa a una de las 108 cuentas del rosario (que también hace su aparición). D.Gray-man presenta un caso similar: cada uno de los exorcistas posee una de las 108 Inocencias que existen para combatir a los akuma. Así mismo, el número también queda reflejado en el formato de varias obras, aunque en algunos casos no se sabe si esto está hecho a propósito o no. Por ejemplo, Death Note y Fullmetal Alchemist, dos títulos que prestan mucha importancia al tema de la vida y la muerte, están compuestos por 108 capítulos. Bleach también cumple con esta peculiaridad a su manera, siendo que su flashback Turn Back the Pendulum empieza con el capítulo -108.

Read Full Post »

Creado por Hiroshi Gamō, Tottemo! Luckyman es un manga cómico serializado en el semanario Shōnen Jump de Shueisha desde 1993 hasta 1997, con un total de 16 tomos. Fue una obra bastante conocida durante la década de los noventa, y su éxito moderado llevó a producir una versión animada de manos del Studio Pierrot, así como dos videojuegos basados en la historia, uno para GameBoy y otro para Super Nintendo.

Yoichi Tsuitenai era el chico con más mala suerte de su ciudad, hasta que un día se quedó sin suerte de verdad al verse atropellado por una nave extraterrestre, que lo mata. Para no desaprovechar el cuerpo, el gran héroe del cosmos, Luckyman, se fusiona con él otorgándole el poder de convertirse en el superhéroe con más suerte del universo. Pero ahora Yoichi, en la forma de Luckyman, deberá defender la Tierra de los alienígenas que pretenden invadirla. Aunque es un superhéroe, Luckyman no cuenta con una fuerza devastadora ni una velocidad supersónica, sino que confía en la suerte para ganar sus batallas. Todos sus ataques son extremadamente lentos, pero terminan haciendo muchísimo daño porque siempre ocurre algo oportuno que propicia su victoria. Aun así, Luckyman necesita la presencia de la llamada «Estrella de la Suerte» para que le llegue la suerte. Es decir, que si está nublado o no le llega la luz de la estrella, su suerte es nefasta y puede terminar al borde de la muerte.

¿Y qué tiene de especial este cómic para que hablemos de él? Si sois seguidores del manga Bakuman, es posible que esta obra os recuerde al manga que dibujaba el tío del protagonista. Éste y otros guiños a lo largo de la historia, así como en Death Note, han llevado a pensar a muchos japoneses que el misterioso guionista Tsugumi Ohba no es otro que Hiroshi Gamō, el autor de Tottemo! Luckyman. Parece ser que Nobuhiro Mashiro, el tío en cuestión, está basado en la figura de Gamō, y que su manga Superhero Legend es en realidad una parodia de la obra que hoy nos ocupa. Si esta relación es cierta o no es algo que tiene que decidir cada uno, pero no hay duda de que resulta, cuanto menos, inquietante.

Read Full Post »

Hoy en día, cuesta hablar con un aficionado al manga que no haya leído Death Note, una obra que se ha vuelto famosísima internacionalmente y que su hermana pequeña, Bakuman, intenta imitar en este aspecto. Sin embargo, por mucho que a los lectores les suene el nombre de su autor, parece que son pocos los que pueden hablarnos de Takeshi Obata, la persona que se esconde detrás de todas esas viñetas.

Takeshi Obata nació el 11 de febrero de 1969. Empezó sus andanzas como asistente del dibujante Makoto Niwano (Deltora Quest) y logró publicar su primer manga poco después, aún bajo el alias de Ken Kobatake. Cyborg Jii-chan G, el manga en cuestión, apenas duró cuatro tomos, pero la experiencia le sirvió para ganar confianza en sus dibujos. Desde entonces ha preferido dejar siempre el tema del guión a un compañero para dedicarse al aspecto gráfico de las obras. Así es como nacieron Arabian Majin Bokentan Lamp Lamp (realizado junto a Susumu Sendo, 1991), una suerte de La lámpara de Aladino, y Rikijin Densetsu -Oni wo Tsugumono- (en colaboración con Masaru Miyazaki, 1993), una historia sobre sumo.

(más…)

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: