Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Mitsuru Adachi’

Es una vergüenza que después de un año con el blog no hayamos dedicado ni una sola entrada a Mitsuru Adachi, uno de los grandes genios de la comedia romántica que es ya todo un veterano en el semanario de Shogakukan. Conocido especialmente por sus obras dedicadas al béisbol, como Bateadores (Touch) o Cross Game, Adachi ha trasladado también sus historias a otros contextos como en Rough, que tiene como excusa el deporte de la natación.

Keisuke Yamato es hijo del propietario de una popular confitería y miembro del club de natación del Instituto Eisen. Allí tiene como compañera a Ami Ninomiya, cuya familia regenta una confitería rival y es miembro del club de trampolín. Ami odia a los Yamato porque cree que llevaron a su abuelo a una muerte prematura con sus constantes piques en la creación de dulces, un suceso del que Keisuke se desentiende totalmente. Durante la secundaria baja, el joven nadador ganó tres veces el tercer premio en el campeonato nacional de 100 metros estilo libre, pero no satisfecho con este resultado, al entrar en el nuevo instituto decide centrarse en la natación a braza. A pesar de ello, su entrenador le convence para que vuelva al estilo libre y supere sus tiempos, aunque siempre tiene problemas en la salida. La historia seguirá la evolución de ambos deportistas a la vez que profundiza en su relación, que pasará de simples compañeros a algo más que amigos, no sin frecuentes problemas de por medio.

Publicado por primera vez en 1987 en las páginas del semanario Shōnen Sunday, Rough (que en japonés se pronuncia prácticamente igual que “love”) contiene todos los elementos típicos de las historias de Adachi. Está el deporte, la comedia, los triángulos amorosos, los típicos problemas de juventud… Y así mismo, no olvida lo que hace grande su narrativa, esa dulzura e ingenuidad típica de sus mangas que a la vez está manchada de un dramatismo repentino, fruto de las vueltas que da la vida.  Sin olvidar, por supuesto, esa sempiterna sutileza que cubre todos los diálogos, obligando a leer entre líneas para comprender la verdadera situación. El manga terminó en 1989 después de doce tomos recopilatorios, y aunque nunca tuvo anime, en 2006 se realizó una película de imagen real que adapta parte de la historia.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: