Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘NisiOisiN’

Volvemos a uno de nuestros temas estrella, las novelas ligeras, para preguntarnos dónde y cuándo nació este fenómeno literario. Si bien ya hay precedentes en los ochenta con novelas como las del escritor Hideyuki Kikuchi, parece ser que el verdadero responsable de su asentamiento en la industria es Kouhei Kadono, un reputado autor que lleva década y media escribiendo algunos de los títulos más famosos del panorama literario japonés.

Kadono nació en 1968 en Chiba, en la prefectura de Kanagawa. Al terminar la secundaria, se matriculó en la Universidad de Hosei, donde cursó estudios de Economía. Sin embargo, a pesar de conseguir trabajo al poco de terminar la carrera, decidió dejarlo enseguida. El joven autor quería encontrar algo que le apasionara, así que probó a participar en dos importantes premios literarios de Japón sin muchos resultados. Sin embargo, no se rindió. Después de una época enganchado a las maquetas, volvió a la carga con un nuevo proyecto literario que presentó en los prestigiosos Premios Dengeki. Esta vez, no sólo consiguió entrar en el podio, sino que su novela quedó en primera posición: se trataba de Boogiepop Warawanai (“Boogiepop no sonríe”).

(más…)

Read Full Post »

Con el reciente estreno de la serie Nisemonogatari, pensamos que es un buen momento para hablar de uno de nuestros escritores favoritos y también del mundo otaku en general. De hecho, creemos que es conveniente empezar a reconocer la obra de este autor del que muchos hablan pero pocos conocen. NisiOisiN escribe actualmente en las revistas Pandora y Faust de Kodansha, donde ha compartido espacio con otros escritores tan influyentes como Otsuichi, Kouhei Kadono o Ryukishi07, y su trabajo se caracteriza especialmente por sus numerosas referencias al mundo del manga y los videojuegos, así como romper la cuarta pared en el transcurso de la acción y desafiar las convenciones establecidas de las historias de misterio.

Nacido como Ishin Nishio en 1981, fue estudiante de la Universidad Ritsumeikan de Kyoto, pero no llegó a terminar la carrera. En 2002 debutó en Kodansha con la novela Kubikiri Cycle, la primera de su serie Zaregoto, que le hizo ganar el 23º Premio Mephisto con apenas veinte años. Publicada en un espacio de cuatro años, de 2002 a 2005, las nueve novelas de Zaregoto narran las desventuras de un estudiante apático que termina metido en los asesinatos más absurdos. Como complemento a ésta, el autor inició la serie Ningen, un spin-off centrado en el personaje Zerozaki Hitoshiki y otros asesinos igual de peligrosos, que actualmente lleva siete libros publicados.

(más…)

Read Full Post »

Si el mundo fuera justo, take sería una ilustradora tan conocida como Takeshi Obata o Yoshitaka Amano. ¿Qué le impide entonces que la conozcan en otros sitios fuera de Japón? Probablemente que nadie se ha molestado en investigar su obra. Aquellos que hayáis visto la serie Katanagatari ya habéis tenido un primer contacto (seguramente positivo) con el arte de esta joven artista, que se está volviendo cada vez más popular en su país.

Nacida en 1983, amante de los gatos y de los manga de Tezuka, take lleva ya unos añitos proporcionando ilustraciones para novelas y libros de texto. Empezó dibujando para la serie Zaregoto de NisiOisiN, con la que siguió colaborando en los spin-off de la serie Ningen. A éstos se le unieron Katanagatari y Maniwagatari, y más tarde trabajaría con algunas participaciones esporádicas para Faust y otras publicaciones de Kodansha.

Take emplea Adobe Illustrator y Photoshop para crear sus preciosas ilustraciones, que cuelga casi a diario en su blog personal. Como una imagen vale más que mil palabras, os dejamos con una selección de sus mejores dibujos, para que os hagáis una idea de por qué merece un poco más de atención:

(más…)

Read Full Post »

Ya hemos comentado mil veces la importancia que han cobrado las light novels en los últimos años y lo mucho que han influido en el mundo del anime. Tras el abrumador éxito de Bakemonogatari, el estudio White Fox decidió adaptar otra de las novelas de nuestro escritor favorito, conservando además varios elementos del original de forma muy acertada. Katanagatari es, pues, otro gran ejemplo de cómo estas adaptaciones han logrado introducirse de forma satisfactoria en el mercado de la animación.

Ambientada en medio de la era Edo, la historia nos cuenta las aventuras de Shichika Yasuri, un espadachín que lucha sin espada, y Togame, una estratega militar bastante atolondrada. Su misión es recuperar para el shogunato doce espadas forjadas por el legendario artesano Kiki Shikizaki, cada una con una peculiaridad única. Pero evidentemente, la cosa no es tan sencilla como buscarlas y cogerlas. Cada una de las espadas es propiedad de un guerrero que sabe dominarla a la perfección, por lo que deberán luchar contra ellos para poder recuperarlas. Aun así, la pareja protagonista no son los únicos que intentan hacerse con ellas, pues también tendrán que lidiar con los poderosos ninjas de Maniwa y se verán metidos en un complot mucho más oscuro de lo que pueda parecer a simple vista.

Dividida en doce episodios, Katanagatari no sólo adapta la serie de novelas de NisiOisiN, sino que también decide imitarla en su formato. Haciendo un guiño a la periodicidad de su publicación, la serie se emitió a razón de un capítulo por mes. Además, el diseño de los personajes está basado directamente en el original de take, el ilustrador de las novelas; una decisión que si bien no ha terminado de gustar a algunos aficionados, es necesaria para plasmar de forma correcta el mundo creado por el escritor. Pese a todo, este anime se ha ganado el respeto de muchos gracias a su animación fluida, la excelente banda sonora (cortesía del gran Taku Iwasaki) y una historia que sin ser la mejor del autor, termina siendo sorprendente y muy profunda.

Read Full Post »

Ya hablamos hace tiempo de una revista bastante desconocida llamada COM, dirigida por el más que ilustre Osamu Tezuka. El espíritu que perseguía era el de reunir las obras de artistas jóvenes de forma que pudieran ofrecer historias frescas e interesantes, e impulsar así su carrera como dibujantes. Este objetivo por el que tanto luchó el llamado “dios del manga” no pereció con su muerte, sino más bien todo lo contrario. Actualmente existen varias publicaciones que persiguen esta misma meta, incluso en el reciente fenómeno de las light novels.

La revista Faust, de la editorial Kodansha, es una revista literaria que se publica de forma irregular desde 2003. Al igual que la mencionada COM, en ella se reúnen algunos de los escritores jóvenes con más talento, siendo buenos ejemplos los nombres de Kouhei Kadono (Boogiepop Phantom, serie Jiken), Otsuichi (GOTH, Missing Holiday), NisiOisiN (Zaregoto, Bakemonogari), ryukishi07 (Higurashi no Naku Koro ni, Umineko no Naku Koro ni) o Tatsuhiko Takimoto (Welcome to the NHK). El editor, Katsushi Ōta, es el responsable de reunir a estos grandes talentos de la literatura moderna, y hasta el momento parece que ha cumplido su cometido a la perfección.

(más…)

Read Full Post »

Vamos con algo un poco más modernillo, uno de los títulos que se publican actualmente en la Shōnen Jump de Shueisha. Medaka Box es un manga que no ha recibido toda la atención que merece, si siquiera entre los propios lectores de Japón, pero esconde un potencial difícil de encontrar en otras obras igual de recientes. Sin embargo, pese a su modesta acogida, la serie lleva ya casi 100 capítulos y es probable que pronto empiecen a circular rumores sobre su futura adaptación animada, lo que sin duda aumentaría su éxito entre los aficionados de todo el mundo.

Medaka Kurokami, estudiante de primer año en el instituto Hakoniwa, es elegida presidenta del consejo estudiantil con nada menos que el 98% de los votos de los alumnos. Su primera acción como presidenta es instaurar un sistema revolucionario que promete (según ella) solucionar los problemas de todos: un buzón de sugerencias. A través de él, el consejo se compromete a ayudar a todos los estudiantes que lo soliciten con aquello que les preocupe, desde encontrar animales perdidos hasta mejorar la personalidad de alguien. Sin embargo, entre trabajo y trabajo, Medaka y los demás miembros del consejo descubren la existencia del llamado “Proyecto Probeta”, supervisado por el propio director del instituto, que pretende experimentar con aquellos estudiantes que posean habilidades especiales, apodados como “Anormales”. El objetivo del proyecto es encontrar una forma de producir en masa a estos Anormales, aunque para ello tengan que torturar a sus conejillos de indias. Indignada por la naturaleza malvada del plan, la presidenta decide hacer justicia poniendo fin al Proyecto Probeta, aunque para ello deba enfrentarse a los demás Anormales del centro.

En publicación desde mayo de 2009, el manga cuenta con el dibujo de Akira Akatsuki (Contractor M&Y), un autor novato al que le ha tocado la lotería. No lo decimos en el sentido literal, sino porque ha decidido centrarse en el apartado artístico mientras le deja el guión a un escritor tan talentoso como Nisioisin. El creador de grandes obras como Zaregoto y Bakemonogatari se encarga esta vez de dar vida y sentido a los personajes de este manga, de una forma que sólo él sabe hacer. Como tantos otros títulos del semanario donde se publica, Medaka Box empieza como un manga de humor ligero para convertirse más tarde en una serie de acción. Esto no sería un punto relevante si no fuera por el toque especial que tiene. El sistema de anormalidades guarda un gran parecido con los poderes del mítico JoJo’s Bizarre Ad venture, y es que Nisioisin es un gran fan de este manga, como ya ha demostrado en otras ocasiones. Así pues, el guionista ha creado un digno sucesor de éste donde lo que prima no es la fuerza de los combatientes, sino la estrategia empleada para ganar, todo aderezado con el humor absurdo y las reflexiones filosóficas que sólo este escritor sabe plasmar en sus obras.

Read Full Post »

Hoy en día, cuesta hablar con un aficionado al manga que no haya leído Death Note, una obra que se ha vuelto famosísima internacionalmente y que su hermana pequeña, Bakuman, intenta imitar en este aspecto. Sin embargo, por mucho que a los lectores les suene el nombre de su autor, parece que son pocos los que pueden hablarnos de Takeshi Obata, la persona que se esconde detrás de todas esas viñetas.

Takeshi Obata nació el 11 de febrero de 1969. Empezó sus andanzas como asistente del dibujante Makoto Niwano (Deltora Quest) y logró publicar su primer manga poco después, aún bajo el alias de Ken Kobatake. Cyborg Jii-chan G, el manga en cuestión, apenas duró cuatro tomos, pero la experiencia le sirvió para ganar confianza en sus dibujos. Desde entonces ha preferido dejar siempre el tema del guión a un compañero para dedicarse al aspecto gráfico de las obras. Así es como nacieron Arabian Majin Bokentan Lamp Lamp (realizado junto a Susumu Sendo, 1991), una suerte de La lámpara de Aladino, y Rikijin Densetsu -Oni wo Tsugumono- (en colaboración con Masaru Miyazaki, 1993), una historia sobre sumo.

(más…)

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: