Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Shōnen Jump’

Hirohiko Araki cumple este año su 30º aniversario como dibujante, una celebración que se suma al 25 cumpleaños de su obra JoJo’s Bizarre Adventure en el mercado y que pone de manifiesto la relevancia que ha tenido en el mundo del manga en general. Por eso, aunque pocos, los títulos anteriores proporcionan una pequeña visión de su evolución como artista, una evolución que os aseguramos que ha sido impresionante como poco. Baoh fue su primer intento de publicación larga en la revista Shōnen Jump, y con apenas nueve capítulos recopilados en dos tomos, sirvió como prototipo para imaginar más tarde la fascinante odisea de la familia Joestar.

Una chica llamada Sumire corre desesperada por el interior de un tren en marcha. ¿El motivo? La están persiguiendo los esbirros de una malvada organización conocida como Doress. Sumire cuenta con ciertos poderes y el grupo pretende secuestrarla para experimentar con ella y convertirla en un monstruo destructor con el que amenazar al mundo, tal como han hecho ya con otros especímenes. En su huida, la chica despierta a uno de estos experimentos, un incidente que le ayuda a escapar del tren sin saber que acaba de desatar al arma biológica más poderosa que existe. Su salvador es el joven Ikuroo Hashizawa, al que Doress le implantó un parásito en el cerebro dándole el poder de transformarse en Baoh, una bestia azulada casi inmortal. Así empieza este juego del gato y el ratón en el que sólo uno de los dos bandos puede seguir en pie, aunque es posible que la naturaleza destructiva de Baoh termine poniendo en peligro a la misma humanidad.

Araki se inicia así en el mundo de la ultraviolencia, una tendencia heredada del súper éxito El puño de la Estrella del Norte que seguiría arrastrando en posteriores producciones y, muy especialmente, en su famoso JoJo’s Bizarre Adventure. La corta duración de la historia no dio pie a que el autor mejorara mucho su estilo, y lo cierto es que ni siquiera aporta nada especial respecto a otros títulos coetáneos, pero ya empieza a vislumbrarse el interés del mangaka por lo sobrenatural y por la acción desenfrenada. Baoh fue un punto de inflexión en su carrera como dibujante, ya que fue con éste título cuando empezó a cambiar sus habituales historias de misterio y suspense por otras más centradas en lo espectacular y lo impactante. Eso sí, sin abandonarlas por completo en ningún momento. Studio Pierrot produjo una OVA basada en este manga allá por el año 1989, todavía más mediocre que el original, pero sin dejar de ser un ejemplo curioso de la evolución de Hirohiko Araki como maestro del manga.

Read Full Post »

Aunque no es muy conocido por aquí ni hemos llegado a ver publicadas ninguna de sus obras, Kyosuke Usuta es uno de los autores más famosos y divertidos que han pasado jamás por la revista Shōnen Jump. Hace unos meses hablamos de su primer manga de éxito, Sexy Commando Gaiden: Sugoi yo!! Masaru-san, y ahora queremos hacer lo propio con su segundo hit en el semanario: Pyuu to Fuku! Jaguar. Jaguar ha sustituido a Masaru como icono del humor en la publicación de Shueisha, y aunque su serie apenas ofrecía siete u ocho páginas por número, su presencia ocupaba mucho más que otros manga coetáneos.

Kiyohiko Saketome es un joven de 17 años que decide convertirse en guitarrista profesional. Sin embargo, de camino a la audición de prueba se encuentra con el extraño Jaguar (Kanjya Gaaze). Jaguar es un músico que toca la flauta dulce y está completamente obsesionado con dicho instrumento, tanto que hace lo imposible para que el propio Kiyohiko y el mundo entero reconozca la valía de tan hermoso y melodioso invento. En sus esfuerzos por convertirse en músico profesional, Kiyohiko se encontrará múltiples veces con Jaguar, hasta el punto en que ambos llegan a compartir habitación en la residencia de la academia musical donde ambos estudian. Desde ese momento, su pasión por la música les hará vivir aventuras de lo más extravagantes (o no) en su lucha por convertirse en músicos de renombre, acompañados por un elenco de personajes tan variopintos como ellos, como pueden ser Hammer, el ninja hip-hopero; la flautista Tanaka; el vengativo actor Pogii, disfrazado como Wrestler Mask; o el robot Hamident (Hamii, para los amigos).

La publicación de Jaguar empezó a mediados del año 2000, sin muchas pretensiones ni esperanzas de durar mucho tiempo en la revista. Sin embargo, la buena acogida del manga y el creciente éxito del personaje en sí hicieron que alcanzara más de 400 capítulos, recogidos en un total de 20 tomos que terminaron de editarse en diciembre de 2010. Aunque el manga no cuenta con anime propio, se llegó a hacer una serie de animaciones en flash que luego se recopilarían en DVD, así como una película en live-action protagonizada por el famoso actor Jun Kaname. Completando la lista de material derivado, existen también un par de videojuegos basados en la serie: un RPG para PlayStation 2 y un juego de aventuras para Game Boy Advance, que reflejan bien el nivel de absurdez que alcanza el título original.

Read Full Post »

Nacido en septiembre de 1978, Tatsuhiko Takimoto es uno de los jóvenes novelistas que ha conseguido un importante éxito en el mundo editorial japonés. Su primer libro, titulado Negative Happy Chainsaw Edge, salió a la venta en 2001 y recibió una mención especial en la quinta edición de los Premios Kadokawa Gakuen. Más tarde, la historia sería adaptada en una película con los actores Megumi Seki e Ichihara Hayato como protagonistas, y también en un manga publicado en la revista Shōnen Jump mensual.

Fue al año siguiente cuando dio el salto a la fama con Welcome to the N.H.K., una novela de humor sobre un hikikomori al que le asaltan las paranoias. La trama absurda, combinada con las desventuras del personaje y las ilustraciones de Yoshitoshi ABe convirtieron en libro en un best-seller automático, que no tardó en recibir versiones en manga y animación. El propio autor confiesa en las páginas finales que él mismo había sido un hikikomori y que los temas que trata en su obra todavía le suponen problemas difíciles de superar.

Sin embargo, a pesar de su falta de motivación para seguir escribiendo, Takimoto siguió esforzándose, y siete años después de lanzar su última novela (Chojin Keikaku) se atrevió a seguir publicando un poco más. En 2010 escribió Boku no Air, mientras que el año pasado fue el turno de Moo no Shōnen, su último título hasta el momento. Así mismo, el escritor ha participado también con algunos relatos y ensayos para la antología Faust de Kodansha, un proyecto literario que le ha ayudado a madurar como autor y a relacionarse con otros compañeros de profesión, con los que ha compartido experiencias muy positivas. Actualmente, su novela Welcome to the N.H.K. se ha convertido en su obra más conocida a nivel internacional y es especialmente conocida entre los amantes del anime.

Read Full Post »

Ah, el instituto. ¿Hay algo más japonés que un manga sobre la vida estudiantil? (Pues claro que lo hay, merluzo) Desde luego, resulta un tipo de historia muy recurrente, pero también existen obras muy emblemáticas de este tipo que se han hecho un huequecito entre los más grandes. Rokudenashi BLUES no es un título que pueda sonar mucho en occidente, mucho menos por aquí, pero os aseguramos que en los noventa fue uno de los mangas más famosos que se publicaron, y seguramente de los que más se recuerdan hoy en día. Su mezcla de acción, humor y dramatismo la convirtió en una de las historias de instituto más queridas que ha terminado inspirando a otras obras modernas igual de importantes.

Taison Maeda es un estudiante del Instituto Teiken conocido por toda la zona por ser un camorrista de cuidado. Pero pese a ser un delincuente, enfadarse por nada y hacer muchas estupideces (como darle un puñetazo a un profesor al enterarse del cambio de uniforme femenino), Maeda tiene un gran sentido del honor y del respeto, y valora mucho a sus amigos. Aunque es un alumno de primer año, es mucho más fuerte que la mayoría de sus mayores, o al menos, así lo demuestra en las numerosas peleas en las que se mete. En realidad, no es de extrañar, ya que su mayor deseo es convertirse en campeón mundial de boxeo. La historia seguirá a Maeda (así como a sus amigos y rivales) durante sus tres años de secundaria alta en su intento por convertirse en el más fuerte y conocido de los luchadores de Tokio.

Sin embargo, éste no es un manga de acción cualquiera. Rokudenashi BLUES está lleno de humor y gags de lo más desternillantes, pero también de detalladas historias sobre el honor, la amistad y la presión de ser un delincuente juvenil en Japón. Sin duda, se ha convertido en todo un referente de los “manga de macarras”, y ya ha quedado marcado como uno de los clásicos de la Jump. El autor, Masanori Morita, inició la publicación de su obra en 1988 y prosiguió durante nueve años completando un total de 42 tomos. A raíz de su éxito, se crearon diversos productos derivados, como dos películas de animación, otras dos de acción real, un reciente dorama que lleva ya un año en emisión y un par de videojuegos que aparecieron en su momento para Famicom y Super Famicom.

Read Full Post »

El nombre de Tsukasa Hojo no es para nada desconocido entre los amantes del buen manga, aunque es posible que su carrera como dibujante lo sea un poco más. Nacido el 5 de marzo de 1959 en Kitakyushu, en la prefectura de Fukuoka, Hojo creció en el seno de una familia bastante modesta con otros tres hijos, por lo que nunca pensó en ir a la universidad ni mucho menos convertirse en mangaka. Ya de pequeño demostró su interés en el dibujo, le gustaba crear sus propios personajes, aunque no se le daba muy bien reproducir los de otros. Sin embargo, parece que mientras asistía a la escuela primaria hubo un profesor que criticaba constantemente todos sus dibujos, un hecho que le fue apartando cada vez más de esta disciplina y que le llevó más cerca del mundo literario.

Tiempo más tarde, ya en el instituto, un amigo le invitó a unirse al club de manga y allí revivió su pasión por lo pictórico. Juntos empezaron a editar un fanzine llamado MOW, donde publicó una historia titulada Space Angel. Hojo vivió un momento muy duro en su vida cuando estando en el segundo año de secundaria, su padre enfermó de cáncer y murió poco después, no sin antes animarle a que lo diera todo en la vida y a que estudiara una carrera en la universidad. Viniendo de una familia relativamente pobre, no fue fácil financiarse los estudios ni compaginarlos con el trabajo que había conseguido para pagarlos. Así pues, cuando se enteró de que el último ganador del Premio Tezuka se había embolsado un millón de yenes como recompensa, no dudó en participar en la nueva convocatoria para resolver sus problemas económicos.

(más…)

Read Full Post »

Cuando se pregunta por historias de humor absurdo, la respuesta inmediata suele ser Bobobo-bo Bobobo, el famoso manga de Yoshio Sawai. Pero la misma revista que vio nacer al guerrero del estilo de lucha pilonasal también fue hogar de otros personajes memorables, como los protagonistas de Sexy Commando Gaiden: Sugoi yo!! Masaru-san (“La historia alternativa del Sexy Commando: ¡Eres genial, Masaru!”). La primera obra de Kyosuke Usuta, también creador del delirante Pyuu to Fuku! Jaguar se debate entre lo demencial y lo incoherente, y no tiene nada que envidiar al musculitos afro ni a su séquito.

A pesar de su estrafalario nombre, Okometsubu Fujiyama es un estudiante extremadamente normal. Puesto que siempre ha estado cambiando de instituto, nunca ha conseguido muchos amigos, así que ahora que se traslada al Instituto Wakame piensa cambiar esta situación. Sin embargo, poco espera que el primer amigo que haga va a cambiar por completo su ordinaria vida. Masaru Hananakajima, temido y ridiculizado a partes iguales por sus compañeros de clase, es un chaval la mar de extraño: hace y dice las cosas más absurdas, y ya es famoso en el centro por sus numerosas extravagancias. Pero lo más peculiar de Masaru es el arte marcial que practica, el Sexy Commando, que según él es el tipo de lucha definitiva. Consiste en distraer el rival de la forma más perturbadora posible, de forma que baje la guardia y ofrezca la posibilidad de asestarle un golpe. Pese a los esfuerzos de Fujiyama (apodado “Fuumin” por su compañero) por librarse de él, Masaru termina abriendo el Sexy Commando Club, una pequeña asociación que poco a poco irá recogiendo nuevos miembros con el objetivo de desarrollar estas poderosas técnicas de combate… o de pasar la tarde haciendo el tonto, lo primero que se tercie.

Sexy Commando Gaiden inició su publicación en 1995 dentro de las páginas de la Shōnen Jump, para terminar dos años más tarde con un total de siete tomos recopilatorios. Con el tiempo se ha convertido en un auténtico referente en cuanto a series de humor dentro de esta publicación, y es que Masaru es uno de los personajes más descabellados que han pasado por ella. Sin embargo, su mayor virtud también se ha convertido en su mayor defecto fuera de Japón, y es que nadie quiere apostar por una historia con un humor tan japonés: las situaciones exigen un conocimiento avanzado de la mentalidad nipona y de sus convenciones sociales para disfrutar por completo de los momentos tan hilarantes que nos ofrece Usuta en su obra, por lo que es posible que no caiga en gracia a todo el mundo. Aun así, repetimos que se trata de un gran exponente humorístico dentro del conglomerado Jump, y lo recomendamos para los lectores más atrevidos. Existe también una adaptación animada de 48 episodios producida en 1998 por Magic Bus.

Read Full Post »

Cuando hablamos de Mugen Shinshi ya comentamos que las historias de misterio no se limitan sólo a los casos de Detective Conan. Hasta el mismísimo Takeshi Obata, enfrascado ahora en las aventuras editoriales de Bakuman, se lanzó a la piscina de lo detectivesco y aportó una obra al género, la curiosa Karakurizōshi Ayatsuri Sakon.

Nacido en una familia de marionetistas, Sakon Tachibana ha sido entrenado desde pequeño para convertirse en un maestro del teatro bunraku. Su carácter tranquilo y tímido hace que todos piensen en él como un chico reservado que sólo dedica su tiempo a los muñecos, todo lo contrario que su marioneta Ukon, que un vez en su mano parece cobrar vida propia y se convierte en un parlanchín de cuidado con un gran interés por las chicas. Viendo a este par nadie se esperaría que son en realidad el as en la manga de su tía Kaoruko, una policía que les pide ayuda siempre que encuentra un crimen difícil de resolver. Marioneta y marionetista deberán usar sus células grises para desenmascarar a los asesinos responsables de los casos que les asignan, aunque a veces la situación requiera ponerse en la boca del lobo.

El manga, dibujado por Takeshi Obata y con guion de Sharaku Marou, fue publicado en la revista Shōnen Jump en 1995 y alcanzó un total de cuatro tomos. Salvando las distancias, Ayatsuri Sakon podría considerarse como un prototipo de la exitosa Death Note, sobre todo en cuestión de personajes y planteamiento. El dibujo marcó un punto de inflexión en el estilo de Obata, que hasta entonces había mantenido una forma más sencilla e incluso infantil, como en Cyborg Jii-chan G o Arabian Majin Bokentan Lamp Lamp. A pesar de la corta duración del título, el estudio TMS Entertainment realizó una adaptación animada de 26 episodios en 1999.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: