Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Arion’

Reconocido como uno de los diseñadores más influyentes en el mundo de la animación japonesa, Yoshikazu Yasuhiko lleva ya más de 40 años trabajando en la industria como diseñador, animador y director, pero cabe destacar que no es menos famoso dentro del mercado del manga, donde también ha realizado trabajos de lo más memorables. Yasuhiko nació en la ciudad de Engaru, Hokkaido, en diciembre de 1947. Tras abandonar sus estudios en la Universidad de Hirosaki, encontró trabajo en el estudio Mushi Production dirigido por el célebre Osamu Tezuka, donde realizó labores de diseño y animación en series como Sasurai no Taiyō (1971).

Mobile Suit Gundam

Poco después, empezó a trabajar de forma independiente para varios estudios de animación. Así fue cómo tuvo la oportunidad de participar preparando los storyboards de la famosa Space Battleship Yamato (1974), que le aportaría gran éxito profesional y que se convertiría en una de las series más importantes durante los años setenta. Sin embargo, no sería este el título más importante en su currículum: unos años más tarde, en 1979, el director Yoshiyuki Tomino le brindaría la oportunidad de realizar los diseños de su nueva obra, Mobile Suit Gundam, que revolucionaría por completo la concepción del anime como tal y que inició un tremendo boom por las historias de robots y de ciencia-ficción en general. Posteriormente, serían las películas Arion (1986), basada en un manga propio, y Venus Wars (1989) las que mantendrían viva la fama de Yasuhiko dentro del panorama otaku japonés. Yuusha Raideen (1975), Muteki Chōjin Zambot 3 (1976), Crusher Joe (1983) y Kyōshin Gorg (1984) completan la lista de las obras más importantes en las que ha metido mano nuestro ilustre artista.

Dirty Pair

Así mismo, y como ya hemos comentado, el manga conforma también un elemento importante dentro de su historial. Destacan especialmente las obras centradas en personajes históricos (reales o no) que repasan la vida de estos de forma muy interesante: algunos de sus protagonistas son Alejandro Magno, Juana de Arco, Jesús o el mismísimo Trotsky, demostrando así que la fantasía futurista no es lo único que se le da bien. Como ilustrador, también ha aportado su granito de arena realizando las portadas y diseños para varias novelas como la serie Dirty Pair de Haruka Takachiho o nuevas ediciones de clásicos como La Odisea de Homero, e incluso para algún que otro videojuego como la versión japonesa de Might & Magic.

Su último proyecto importante le ha permitido reencontrarse con la serie que le hizo famoso: Mobile Suit Gundam: The Origin es un remake que amplía la historia original y le otorga una nueva identidad, incluyendo todo lo que hizo grande a la serie pero adornado con el estupendo estilo que el autor ha ido desarrollando a lo largo de su carrera. Actualmente se encuentra enfrascado en la publicación de Yamato Takeru -Joshō-, la historia del duodécimo emperador de Japon que es protagonista de varias leyendas durante el siglo VIII.

Read Full Post »

Cada vez es mayor la influencia que tiene la música de animes y videojuegos en la cultura japonesa, y su impacto se empieza a notar en círculos tradicionalmente más cerrados como el de las orquestas sinfónicas. Directores, compositores y músicos respetan este tipo de melodías que, de un modo u otro, ya se han convertido en parte de la historia musical del país, y que quizás en el futuro sean consideradas clásicos de la música contemporánea como ahora vemos las obras de Mozart o Chopin. Una de las orquestas que ha jugado un papel importante en la aceptación de este género es la New Japan Philharmonic, que ya se podría considerar un estandarte en la defensa de las bandas sonoras.

Apostada en Tokio, se trata de una orquesta sinfónica que se ha hecho famosa por sus numerosas interpretaciones basadas en melodías de videojuegos y series de animación. Fue fundada en 1972 por el prestigioso director Seiji Ozawa, que desde entonces está considerado como director honorífico del grupo. Desde 2003, el director es Christian Arming. La orquesta celebra giras y series de conciertos por todo el país, pero su “base” es Triphony Hall de Sumida, que acoge a miles de visitantes al año. Su primer contacto fuera de la música clásica fue con la película de animación Arion, interpretando unos arreglos sinfónicos para un disco orquestado. Más tarde fueron seleccionados por el propio Joe Hisaishi para grabar una selección de sus temas más memorables hasta la fecha.

Cinco años más tarde, en 1997, empezaron a lloverles los grandes proyectos, y así es como participaron en la grabación de los discos Symphonic Evangelion y Bio Hazard Orchestra Album. Parecía que la orquesta se había vuelto la más popular para este tipo de interpretaciones, pero lo mejor todavía estaba por llegar. Después de otros discos similares de las series Onimusha y Resident Evil, el director Joe Hisaishi volvió a contar con sus servicios para dos de sus bandas sonoras más famosas, las de las películas Brother, de Kitano, y El viaje de Chihiro, de Ghibli. A partir de entonces, el camino hacia la fama fue recto y a toda velocidad. Kingdom Hearts, Super Smash Bros. Melee, Final Fantasy y Tales of Legendia son sólo algunos de los juegos que han representado a través de conciertos o discos especiales, y en todos ellos han realizado una labor impecable. ¡Ojalá más orquestas se animaran a aceptar así las bandas sonoras de tan fantásticos juegos!

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: